¿Emergencia capilar? Opte por el cabello quirúrgico

0
208
pixabay.com

Una cabellera abundante es signo de buena salud y belleza. No obstante, no todas las personas pueden tener este privilegio de la naturaleza. Uno de los mayores factores de la causa más común de pérdida de cabello es de predisposición genética heredada. Aunque, los especialistas recomiendan diferentes tipos de tratamiento, la única solución permanente para tratar la calvicie genética es el trasplante de cabello, cirugía de reemplazo de cabello o cirugía de restauración capilar.

¿Qué es un trasplante de cabello?

El trasplante de cabello quirúrgico funciona básicamente mediante la extracción de pelo de una zona resistente a la caída del cabello y la plantación de ellos en el área de calvicie o donde haya cabello fino.

Los métodos de restauración de cabello quirúrgicos convencionales, que aún son muy practicados, constan de una tira que comprende de la capa superior de la piel, que está cortada de la parte posterior y los lados del cuero cabelludo con cabello. Es decir, las unidades de cabello individuales se retiran y se implantan. Este método es altamente invasivo y doloroso. Además, puede causar cicatrices severas. Existen otras técnicas posteriores que comprenden la extracción de unidades foliculares, permite a los folículos individuales ser extraídos directamente de la zona donante para luego ser implantados nuevamente en la zona.

No obstante, el método de extracción es enormemente avanzado sobre otros métodos de extracción. Es altamente eficiente y precisa, porque a través de un extractor mecanizado el proceso se acelera y proporciona una extracción con mayor número de pelo extraído en un corto tiempo y evita la pérdida del injerto, respectivamente. La cicatrización de la zona donante es rápida y las marcas de extracción son muy leves. Esta técnica ha redefinido la restauración quirúrgica del cabello, a través de los avances en las técnicas de extracción folículo piloso y la implantación de los resultados finales. Este procedimiento es ejecutable en tan sólo un día. No hay necesidad de hospitalización y cuidados posteriores complejos.

Hoy en día, existen infinidad de métodos para aplacar los procesos de la genética en cuanto a la belleza física y al cuidado del bienestar general de la salud. Por ello, es solo cuestión de una decisión propia. No obstante, nunca se debe olvidar que siempre se debe preservar la salud general y que este tipo de procedimientos deben ser consultados con profesionales especializados. Pero, siempre debemos cuidar como proyectamos nuestra imagen habitual al mundo.

No hay comentarios

Dejar respuesta