Un País Milenario Llamado República Popular De China

0
222
Foto cortesía de: pixabay.com

En China, los niños hacen sus necesidades en la calle y demás espacios públicos. Los habitantes de este país asiático se comportan y realizan actividades sorprendentes, raras e incluso atractivas para el resto del mundo, es por esta razón que muchos viajeros se atreven a hacer un largo viaje al otro lado del mundo para conocer de cerca cuáles son esas experiencias que solo se pueden vivir y conocer estando personalmente en un país como este. Por ejemplo, para los chinos no resulta desagradable o de mala educación dejar que sus hijos, en un momento de necesidad, se agache y haga sus necesidades a un lado de la calle, mientras las demás personas siguen transitando a su alrededor.

Un país como China se destaca por la manera en que ha combinado lo antiguo con lo moderno en sus edificaciones, por su variada pero extraña gastronomía y por ciertas costumbres que definen a sus habitantes. En el sitio web Viajes con escalas describen cuáles son esas particularidades y rarezas que podemos encontrar en este país asiático.

  • La población china en general tiene poco respeto por el orden a la hora de hacer las colas. Pagar por un producto, entrar al ascensor o al metro y otras actividades cotidianas que implique un orden, son realizadas de manera desordenada. Para el chino lo importante es llegar de primero, sin importar empujar a otro que se encuentre antes que él.
  • Escupir es unas las actividades más populares realizadas por la población en China. Sin distinción de sexo, edad o clase social, cualquier persona escupe sin ningún tipo de escrúpulos en el momento que les plazca hacerlo. Sin importar la presencia de otros alrededor realizan previamente un ruido muy desagradable para luego escupir. Incluso en la mayoría de los autobuses locales y en los trenes se pueden ver papeleras entre los asientos, las cuales se usan exclusivamente para esta actividad en particular.
  • Si escupir no es suficiente, también eructar es una las actividades favoritas del chino. Indiferentemente de donde se encuentren y quien les rodee, los chinos no tienen problemas en hacer el más escandaloso de los ruidos para eructar. Incluso no tiene por costumbre pedir disculpas ni taparse la boca.
  • Enseñar el ombligo en la tarde no es exclusivo para las mujeres en occidente. En China los hombres suelen doblarse la camiseta hasta las costillas, dejando a la vista de todos, su abdomen. Sin importar el sitio en el que se encuentren, se pueden ver caminando tranquilamente por la calle a diferentes hombres con sus camisas dobladas ya que, según ellos, de esta manera refrigeran y regulan su temperatura corporal.
  • Todo lo que se mueva, se come. La gastronomía en China es amplia y está llena de un número infinito de platos y recetas en los que intervienen casi todos los animales que se pueden imaginar.

FUENTE: Viajes con escalas

Dejar respuesta