3 consejos para tener mejores hábitos de compra

0
713
Foto cortesía de: pixabay.com

De cada error existen siempre dos resultados posibles. El primero es el aprendizaje y el otro es la omisión del error. En todo caso, siendo lo más positivos posibles, todo lo que provenga del error indica sabiduría.

Constantemente estamos más expuestos a información que nos llama a la compra, a consumir y a gastar. En tal sentido, nos cuesta muchísimo dejar la impulsividad al comprar, y nos conducimos a un mundo de deudas por doquier, cuando hubiésemos podido evitarlo.

Quizás para cualquier persona que se le hable de compras, el hecho indica meramente la acción de comprar, o sea, de obtener algo a cambio de su valor en dinero. Pero el término va mucho más allá de lo que se piensa. Las personas que gastan sin considerar que pueden ahorrar si compran a otro establecimiento, son las que tienen muy malo hábitos, ya que se suelen encariñas o acostumbrar a la comodidad de caminar menos a cambio de algo que resulta mucho más costoso.

En tal sentido, es necesario hacer un ajuste de nuestros hábitos o, mejor dicho, reestructurarlos, de modo que la experiencia de compra no tenga que ser siempre el desagüe de dinero.

Debemos procurar modificar nuestro estilo de vida, tener una visión del futuro, y adoptar hábitos que sean consonantes con nuestros propósitos económicos más deseados. Por ello te especificamos 3 consejos para que tengas mejores hábitos de compra, con lo cual podrás ahorrar mucho, comprando igual o mejor. Toma nota.

Haz tu presupuesto

Probablemente, esto lo hayas leído antes, pero es importante que comiences a ahorrar todo lo que puedas y eso lo logras estableciendo tu presupuesto mensual. Allí deberás establecer tus gastos fijos mensuales, así como tus ingresos fijos. De esta forma podrás obtener información real acerca de tus posibilidades financieras y de lo que necesitas para lograr tus objetivos.

Fija los días de compra

De nada sirve que vayas a sitios donde puedas hacer las compras del supermercado más económicas, si esto lo haces todas las semanas. Podrías estar gastando lo mismo que si lo hicieras una vez al mes, solo que los precios más económicos te dan la sensación de que puedes gastar cada vez más.

Lo importante es que una vez que tengas tu compra del mes, comiences a medir el tiempo en que te durará el alimento, por ejemplo, así podrás establecer adecuadamente tu próximo presupuesto.

Verifica que el descuento sea real

Muchas veces nos dejamos engañar por lo que parece ser una gran posibilidad de ahorro. Las ofertas engañosas son sumamente comunes. Ten cuidado; compara los precios en otros establecimientos antes de irte de buenas a primeras por ese producto en oferta.

Fuente: Finanzas Personales

Dejar respuesta