Pasos a seguir para invertir por primera vez y no morir en el intento.

0
451
pixabay.com

Invertir siempre va a representar un riesgo, sobre todo cuando se hace por primera vez, pues la falta de conocimiento y de experiencia pueden ser un factor en contra que en muchas ocasiones genera pérdidas del dinero invertido.

Pero la clave para evitar pérdidas está en implementar estrategias que permitan ampliar el patrimonio personal. Para lograr esto es necesario ser prudente y ponerse metas modestas que en realidad puedan cumplirse.

Bueno, ¡Basta de palabras! Conoce ahora mismo las reglas que debes seguir para invertir por primera vez y no morir en el intento.

No lo inviertas todo.

Se aconseja invertir un 20% o 40% del dinero ahorrado, pero jamás todo el capital disponible, ni mucho menos una parte muy elevada del mismo. Lo mejor es esperar a tener los primeros resultados e ir con cuidado de esta forma evitarás que si se dan pérdidas de dinero, no sean tan elevadas.

Invierte en lo que conoces.

Por nada del mundo debes invertir tus ahorros en productos que no conoces. Es fundamental que te limites a aquello que ya conoces. Pues, es esta la mejor manera de evitar cometer errores que te puedan hacer perder el dinero invertido.

El rendimiento debe estar garantizado.

Lo mejor que pueden hacer aquellos inversores primerizos es optar por aquellos productos que garanticen rentabilidad, así esta sea mínima.

Siempre hay que asesorarse.

Por ser un inversionista primerizo quizá no tenga muy claro todo lo relacionado con el tema financiero, por ello, es conveniente que te asesores con tu banco. Ellos disponen de profesionales que se encargan de proteger este proceso y te aconsejaran sobre todo aquello que sea conveniente para realizar una inversión exitosa. Además, según el capital invertido, te dirán el nivel de riesgo que este pueda tolerar.

No hagas caso a quienes no saben nada de inversión.

Cuando alguien dice que va iniciar una inversión, surgen las opiniones de todo tipo y estas no siempre provienen de personas confiables. Así que para evitar errores y problemas, lo mejor será no prestarle atención, al menos mientras se desarrollan las primeras operaciones. Recuerda que esta gente, en vez de ayudar, puede inducirte a cometer errores que salen muy caros.

Entre los errores más comunes de los primerizos destacan los siguientes:

Precipitación: Desarrollar la operación sin antes analizar la situación y constatar si es el momento oportuno para llevar a cabo la inversión, es un error garrafal.

Arriesgar: Cuando se trata de inversión arriesgar no es una buena opción y mucho menos si no se tiene experiencia.

Ambición: Si estás comenzando en esto de las inversiones difícilmente tengas desde un principio una buena ganancia. Lo mejor será siempre esperar ingresos modestos e ir poco a poco obteniendo ganancias.

Inoportunidad: Por falta de conocimiento, muchos inversionistas, realizan operaciones en momentos en los que no es aconsejable y esto trae como consecuencia grandes dolores de cabeza que su hubiesen evitado con tan solo asesorarse un poco.

Fuente

http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/finanzas/2015/09/15/222387.php#sthash.A0Ezb8g7.dpuf

No hay comentarios

Dejar respuesta