Da bienestar, amamanta

0
233

¿Estás embarazada y quieres asegurarle bienestar, salud y felicidad a tu hijo? La lactancia materna es la mejor forma de empezar. Además de brindarle un alimento completo le brindarás la oportunidad de tener una conexión única y especial contigo: “Un bebé que es puesto al pecho de su madre a los pocos minutos de nacer, además del valioso calostro, que es una múltiple “vacuna” natural, recibe una cálida corriente de amor, una espontánea sensación de paz y seguridad similar a la que ha estado acostumbrado durante tantos meses dentro del vientre. Es una manera dulce, bella y saludable de darle la bienvenida a este mundo.” La Liga de la Leche.

Para tu bebé es beneficioso recibir lactancia materna exclusiva los primeros seis meses de vida, y continuar amamantándolo junto con sus comidas hasta los 2 años de edad o más, esto no es solo un decir, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomiendan hacerlo, este potente alimento se adapta a lo que el bebé necesita, la leche materna se va haciendo más completa al ritmo de las enzimas del bebé. Además, ayuda al desarrollo del sistema digestivo e inmunológico haciendo a tu bebé más fuerte para combatir infecciones y enfermedades; también sirve de analgésico, antibiótico y vacuna.

A los niños recién nacidos los cólicos los afectan hasta más no poder, evita esto con la lactancia materna exclusiva. Esta práctica favorece al desarrollo del sistema nervioso, tanto así que los niños que son alimentados a pecho tienen un coeficiente intelectual más alto.

La cantidad de leche que puedas producir va a depender de la succión del niño. Mientras más succione, mejor. Dale a tu hijo una lactancia materna a demanda –todo lo que quiera- sin límites de horario, recuerda a mayor estimulación, mayor producción.

Amamantar a tu bebé te puede dar un sinfín de beneficios, así que aprovecha esta oportunidad, disfruta de la lactancia materna porque a ti también te ayuda: sana partos traumáticos; te ayuda a recuperar tu peso y tu silueta, ya que la grasa acumulada se convierte en energía para producir leche. Te protege de sufrir infartos, de diabetes mellitus o de esclerosis múltiple.

El cuerpo de la mujer que está lactando produce oxitocina, mejor conocida como la hormona del amor, ya que despierta en la madre sentimientos muy fuertes de cuidar y amar a su bebé, lo que hace que ésta entienda mejor sus necesidades; también se produce la hormona de la prolactina, que hace que la mujer se sienta más relajada y tranquila, esto ayuda a superar la depresión postparto de forma exitosa.

La lactancia materna recompensa tanto al bebé como a la mamá así que apoyemos y sigamos esta práctica que ayuda a criar niños y niñas sanos, independientes, con alta autoestima y sobre todo muy felices.

Fuente: llli.org

No hay comentarios

Dejar respuesta